Los equipos multigeneracionales, cada vez más retadores



Es un hecho que ahora, más que antes, cada generación está marcada por comportamientos que les diferencian ampliamente entre una y otra, representando un gran reto para las organizaciones y a la par, convirtiéndose en una gran oportunidad para mantener la mente abierta, aprovechar las cualidades de unos y otros y tener como resultado equipos sobresalientes y exitosos.


Actualmente cuando hablamos de muchas edades, hablamos también de muchas culturas, cada generación es un mundo que aún viniendo del mismo país y hablando el mismo idioma, tiene ideales de vida diferentes, consume determinados medios de comunicación, aprende de determinada manera y en general, tiene una concepción de vida que dista de parecerse a la de su generación anterior o posterior.

Para no ir muy allá, definiremos las tres generaciones que actualmente, dad su edad, pueden llegar a tu empresa:


- Baby boomers: Son las personas nacidas entre 1946 y 1962, es una generación que creció en abundancia tras la Segunda Guerra Mundial, en la atmósfera de cambio de los sesentas y los setentas, son la primera generación abiertamente tolerante, una generación con un gran espíritu de equipo y crecimiento mutuo que se manifiesta en dedicación laboral y trabajo fuerte.

- La generación X: que cobija a los nacidos entre 1965 y 1980, una generación eficiente, enfocada en su meta, con un alto valor por la estrategia y los objetivos bien planteados. Les gusta la comunicación directa y tiene una configuración mental que los hace confiables en el cumplimiento de sus metas.

- Los millennials, la generación que nació en el mayor momento de transformación tecnológica, nacidos entre 1981 y 2000. Se les conoces por ser listos, creativos e idealistas. Son una generación de mente abierta, comunicación abierta y bidireccional, que les gusta la retroalimentación constructiva y valoran la igualdad en los equipos de trabajo. Los millennials ven la vida y el trabajo bajo un enfoque holístico.


Ante este gran espectro generacional, la comunicación y la integración son fundamentales para aumentar la productividad. Mantener a cada generación por separado solo hará que las brechas generacionales crezcan entre sí perdiendo la oportunidad de aprovechar lo mejor de cada una.


El valor de un buen líder estará en saber aprovechar las cualidades de cada grupo generacional, promover la integración y aprendizaje mutuo y proveer las herramientas indicadas para potencializar el modo de trabajar de cada persona.

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo