¿Modelos híbridos de trabajo?

Entre tantas cosas que nos ha enseñado la actual pandemia, nos ha demostrado que, en ciertas industrias, el trabajo desde casa tiene muy buenos resultados y grandes beneficios tanto para empleados como para empleadores. A pesar de ello, en muchos casos aún queda faltando ese pedacito de creatividad, productividad y alineación que da la interacción física continua e incluso involuntaria.

Por ello las empresas han empezado a hablar de un modelo híbrido de trabajo, un modelo que rescata lo mejor de cada modalidad laboral, cuidando la salud de las personas mediante el aislamiento que da el trabajo remoto, y generando espacios de trabajo presenciales que, sin dejar de ser seguros, permitan la proximidad entre los equipos de trabajando, mejorando así la colaboración, el intercambio de información y la construcción de lazos que faciliten la comunicación.


Dentro de los beneficios de adoptar un modelo de trabajo híbrido están:

- La posibilidad de prescindir de oficinas físicas o tener oficinas más pequeñas. Para reunirse se pueden alquilar espacios de coworking por uno o dos días a la semana o incluso por horas.

- La flexibilidad en los horarios y el trabajo por objetivos. Los colaboradores gozan de mayor autonomía y su responsabilidad y profesionalismo son medidos por su rendimiento.

- El ahorro es costos por servicios de luz, agua y trans