¿Perros y gatos en la oficina?



Cuando hablamos de perros y gatos en la oficina no nos referimos a la expresión popular que denota conflicto o enfrentamiento entre dos o más personas: “es que Pedro y Claudia se la pasan como perros y gatos”, no; en este caso estamos hablamos literalmente de llevar nuestras mascotas o convivir con ellas en nuestro lugar de trabajo.


Si trabajas en casa y tienes mascota(s) ya estás disfrutando de los beneficios de tener un animal cerca, por el contrario, si estás en oficina puede que esta no sea tu realidad, pero, aunque no lo creas, ya hay empresas en nuestro país con una política pet friendly o de inclusión animal donde se permite a los colaboradores llevar a sus mascotas al trabajo en ciertos días de la semana a trabajar, sin que tengan que ser días de actividades diferentes o especiales, simplemente a tenerlos cerca mientras se trabaja.


Según especialistas en el tema, esta decisión es una gran idea que puede traer múltiples beneficios para el clima laboral y los colaboradores, incluso para quienes no son amantes de los animales. Sea que los colaboradores lleven sus mascotas a la oficina o que se tenga un perro, gato, hámster, pez u otro animal en ella, hará que:

· Baje el estrés y aumente la felicidad: está demostrado que acariciar a un animal hará que disminuyan los niveles de cortisol, hormona del estrés, y aumenten los niveles de oxitocina, hormona de la relajación y la felicidad.

· Aumente la motivación y la productividad: ante ambientes tensos o momentos de estancamiento, los animales representan un respiro al caos, mirar por un momento el comportamiento de un animal o tomar unos minutos para acariciarle, nos permitirá tomar una pausa mental antes de retomar con la labor.

· Mejora la comunicación y las relaciones interpersonales: la presencia de un perro, un gato u otro aumenta la cooperación entre compañeros, crea conversaciones alrededor de ellos y facilita la comunicación entre las personas.

· Mejora la salud de las personas: tener una mascota cerca mejorará el estado de ánimo de las personas y por ende su estado de salud, que nuestros colaboradores estén menos estresados y sean más felices y productivos aportará a un buen estado de salud.


Si bien los beneficios son muchos, requerirá de ciertas responsabilidades para no caer en el caos, la responsabilidad y las normas de higiene y buena convivencia serán fundamentales. Muchas compañías ya lo hacen demostrando que sí es posible gozar de estos beneficios, y tú, ¿lo permitirías en tu organización?

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo